Email
Top of Page
Inicio > SERVICIOS > MICROCHIP

MICROCHIP

IDENTIFICACIÓN CANINA MEDIANTE MICROCHIP

Es obligatorio identificar mediante microchip a todos los perros cuyos propietarios estén censados en nuestro municipio. También se identifican mediante microchips otras especies como gatos, hurones, aves, etc.       

Los sistemas de identificación electrónica basados en comunicaciones de ondas de radio, constan básicamente de dos elementos: un lector y un transmisor (microchip). El lector emite una señal de radiofrecuencia que activa a distancia al transponder (microchip) y éste devuelve otra señal de radio con el código de identificación codificado el cual es almacenado y procesado por el lector. 


¿QUÉ ES EL MICROCHIP?

Es un pequeñísimo  circuito del tamaño de un grano de arroz que permite su paso a través de una aguja hipodérmica para ser implantado bajo la piel del animal. Se compone  de un circuito integrado en una placa de ferrita, bobina de cobre (antena) y un condensador herméticamente sellados en una cápsula de cristal biocompatible, el cual además es recubierto con una capa de Paralyne, por lo que no existe rechazo por parte del organismo que forma una delgada capa de proteína y lo fija en el sitio de implantación, evitando su desplazamiento o migración.

La memoria de un microchip permite almacenar un número compuesto por quince dígitos. Esta característica hace que cada microchip sea único y no tenga duplicidad.

Es radioopaco (visible a los rayos X), inalterable y pasivo, es decir que no emite ninguna señal por sí solo y no lleva dentro ninguna batería para su funcionamiento. Se trata de un sistema de identificación permanente y su vida útil se estima en al menos 25 años.

EL LECTOR DE MICROCHIPS

Es el otro componente fundamental del sistema. Permite “leer” el número grabado en un microchip. Para esto utiliza un emisor de ondas de radio de baja frecuencia, las cuales atraviesan la piel del animal e inducen que el microchip retransmita una señal de rebote. Esta señal es recogida por el mismo lector el cual la decodifica y la convierte en el número correspondiente, que es desplegado en la pantalla de cristal líquido que posee el aparato. El tiempo de lectura es medido en milisegundos. Este funcionamiento es similar al de los lectores de códigos de barras de los supermercados. Funciona con baterías para permitir su portabilidad y ser práctico tanto para su uso en la clínica como en el campo.         

 

Clínica Vaterinaria Calle General Aznar, 58 C.P. 30.850 Totana (Murcia)
Clínica Vaterinaria Calle Calasparra, 50
C.P. 30.850 Totana (Murcia)
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información