Email
Top of Page
Inicio > SERVICIOS > SALUD DENTAL

SALUD DENTAL

EL CUIDADO DENTAL EN EL PERRO Y EN EL GATO

La persistencia de dientes de leche, la poliodoncia ( dientes supernumerarios) y la oligodoncia (falta de dientes) son las tres anomalías genéticas dentarias que se presentan con mayor frecuencia.

El síndrome gingivitis-periodontitis-placas-sarro es especialmente de frecuente aparición en perros de raza miniatura, pequeños y medianos, y menos en razas grandes y las causas favorecedoras para su aparición son un cariño mal entendido por parte de los dueños que le permiten “picoteos”, una dieta blanda incorrecta y una carencia total de higiene dental profiláctica. Los alimentos del perro deben ser abrasivos (piensos secos), para que a la vez que los nutren les permitan mantener una dentadura sana.

Bacterias, hongos, restos de comidas, detritus, minerales de la saliva, se acumulan sobre la superficie dental produciendo sarro, con reacción inflamatoria de las encías (gingivitis) y su sucesivo depósito forma las placas, que destruyen las adherencias de las encías al hueso, con lo que se originan las bolsas en la encía, alcanzando la inflamación las capas más profundas, con destrucción del periodoncio (periodontitis) con aflojamiento y caída de las piezas dentarias.

Macroscópicamente el sarro puede ser de color amarillo, pardo, verde o pardo-negruzco, de aspecto muy desagradable; la halitosis (aliento malholiente) debe ser señal de alarma, ya que a veces el sarro no es visible sin ayuda de colorantes especiales o bien simplemente su localización es oculta o subgingival. Los dientes que más se afectan por el sarro son los caninos, premolares 3 y 4 y molar 1.

La complicación secundaria con úlceras bucales, estomatitis, artritis, nefritis y endocarditis bacteriana son posibles, por lo que el tratamiento de elección es la eliminación quirúrgica del sarro.

El tratamiento de preferencia de eliminación del sarro es mediante LIMPIEZA POR ULTRASONIDOS, con extracción de las piezas dentarias no funcionales y realización simultánea de gingivectomía.

El mantenimiento de la salud bucal es de suma importancia, ya que con ello mejora el bienestar general del animal, evitamos la molesta halitosis, se conserva la dentición durante toda la vida y se previenen otras enfermedades sistémicas. La colaboración del dueño del perro con el veterinario hará más efectiva la prevención de la higiene bucal y general de nuestro animal.

 

Clínica Vaterinaria Calle General Aznar, 58 C.P. 30.850 Totana (Murcia)
Clínica Vaterinaria Calle Calasparra, 50
C.P. 30.850 Totana (Murcia)
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información